Logo Dr. Francisco Poblete | Cirugía Laparoscópica

Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico

Francisco Poblete OteroFrancisco Poblete Otero · 23/5/2017

El reflujo gastroesofágico (RGE) se define como el paso de contenido gástrico al esófago, sin que se acompañe de eructos o vómitos, con independencia de que produzca síntomas o no.

La enfermedad del reflujo gastroesofágico aparece cuando hay una alteración entre los mecanismos de defensa del esófago y los mecanismos ofensivos del estómago tales como el ácido y otros jugos y enzimas digestivas. El paso de los alimentos del esófago al estómago está controlado por la válvula o esfínter esofágico inferior (EEI).

Aquellas personas que presentan dicha enfermedad, tienen una alteración en esta válvula. Esta se mantiene abierta durante un periodo de tiempo permitiendo así, el paso del contenido de una zona a otra.

Existen aspectos dietéticos o estilos de vida que pueden contribuir o aumentar el riesgo de padecer reflujo gastroesofágico como:

• Un elevado consumo de bebidas alcohólicas, el tabaquismo, alto consumo de alimentos irritantes como el chocolate, la pimienta o especias, la menta, el café, comidas con alto contenido en grasas. Todo ello favorece la relajación del esfínter esofágico inferior permitiendo el paso de contenido del estómago al esófago.

• Muchos pacientes presentan, además, una hernia de Hiato. La hernia de hiato consiste desplazamiento de parte del estómago hacia el pecho a través del diafragma, favorece el reflujo gastroesofágico. Está no es su única causa ya que no todas las personas que tienen hernia de hiato presentan reflujo.

• Por otro lado, otras situaciones que producen un aumento de la presión intraabdominal pueden favorecer dicho reflujo; sobrepeso u obesidad, embarazo etc.

Existen datos suficientes para afirmar que los pacientes con hernia de hiato presentan con mayor frecuencia que la población general síntomas relacionados con el RGE. Sólo el 9% de los pacientes diagnosticados de hernia de hiato tienen sintomatología de reflujo, pero en el 75%-90% de los pacientes con sintomatología de reflujo se puede demostrar la existencia de una hernia de hiato.


Manifestaciones clínicas

Los signos y síntomas de la ERGE son muy variables en cuanto a su frecuencia, tipo e intensidad. La enfermedad es muy frecuente, se calcula que a partir de los 50 años afecta al 20% de la población, pero casi la mitad de los pacientes están asintomáticos. Los síntomas, cuando aparecen, pueden afectar a diversos órganos y no es infrecuente que las manifestaciones clínicas más relevantes sean extradigestivas.

Síntomas digestivos

La pirosis y las regurgitaciones son los dos síntomas más típicos del RGE, aunque no siempre se acompañan de esofagitis.

• La pirosis es el síntoma más frecuente. Se caracteriza por la presencia de ardor retroesternal, suele irradiar en sentido ascendente hacia el cuello, mandíbulas o boca. Si es muy intenso puede referirse como dolor. Se favorece con algunas posturas como agacharse, decúbito lateral derecho o las maniobras de pujo. Empeora con la ingesta de comidas grasas, café o tabaco. Se alivia al estar de pie, la ingesta de agua o leche.

• Las regurgitaciones es el siguiente síntoma más frecuente, además del más específico. Consiste en la llegada hasta la boca de forma espontánea de pequeñas cantidades de contenido gástrico de sabor ácido o amargo. En ocasiones el material refluido alcanza las vías respiratorias produciendo crisis de tos y ahogo nocturnas.

Síntomas extradigestivos.


<br>


Esófago de Barrett

Se refiere a un cambio anormal de las células de la porción terminal del esófago, es decir, una metaplasia, que puede ser el resultado de lesiones debido a exposición al ácido estomacal o por esofagitis de reflujo

Puesto que el esófago de Barrett es una lesión con riesgo de degeneración en cancer, se recomienda hacer un seguimiento del mismo.

Criterios diagnósticos

El diagnóstico de RGE es clínico y depende de los síntomas, sin embargo, es posible la objetivación médica de la patología por medio de algunos estudios:

La endoscopía (gastroscopía) es la técnica de primera elección en los pacientes con síntomas de alarma o sintomatología de larga evolución. Permite valorar la existencia de esofagitis y la existencia de lesiones asociadas como úlceras, estenosis, esófago de Barrett.

La pH-metría de 24 horas es la técnica que ofrece mayor sensibilidad y especificidad, nos da información sobre el número de reflujos, su duración y su relación temporal con los síntomas del paciente.

Estaría especialmente indicada en las siguientes situaciones:

1. Síntomas típicos y endoscopia normal.

2. Síntomas atípicos y endoscopia normal.

3. Evaluación del tratamiento médico.

4. Previo a cirugía antirreflujo. Sirve de referencia para la valoración de los resultados postquirúrgicos.

La manometría esofágica mide y califica la movilidad esofágica y su coordinación funcional. Tiene un gran valor en el estudio de las causas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), pero más limitado en el estudio clínico del paciente. Sus indicaciones quedan reducidas a la evaluación preoperatoria del paciente que va a ser sometido a cirugía antirreflujo.

La impedanciometría es un estudio más avanzado el que registra y diferencia el pasaje por el esófago de sólido (bolo alimenticio), líquido (reflujo) y gas, a la vez que registra una pH-metría de 24 h. Es de particular utilidad cuando el reflujo es de sustancias no ácidas (que tienen un pH alto) pero que producen síntomas, como la pepsina y los ácidos biliares (Reflujo Alcalino). El principio se basa en medir las diferencias de conductividad eléctrica en el esófago distal provocadas por la presencia de distintas sustancias en la luz del mismo, por tanto, no depende del pH del líquido asociado al reflujo.

Tratamiento

Recomendaciones generales

Entre las recomendaciones efectivas para disminuir los síntomas del reflujo cabe destacar la pérdida de peso, dejar de fumar, cenar temprano y elevar la cabecera de la cama. Evitar la ingesta de comidas grasas, café o tabaco.

Tratamiento farmacológico

Actualmente el tratamiento del reflujo se basa en la supresión del ácido provocado en el estómago. Los medicamentos que han mostrado ser efectivos son los inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol, el lansoprazol, el pantoprazol, el rabeprazol y el esomeprazol. Los síntomas de la esofagitis erosiva característica de ciertos estudios avanzados del reflujo gastroesofágico tiende a recurrir en más del 80% de los pacientes antes de los 6 meses después de descontinuar la administración de inhibidores de la bomba de protones. Por esa razón, puede que sea necesaria una terapia de mantenimiento a largo plazo con una dosis completa o a mitad de la dosis para inhibir la recurrencia u otras complicaciones de la enfermedad.

Tratamiento quirúrgico

Se debe considerar la cirugía en aquellos pacientes con enfermedad del reflujo bien documentada, que no puedan tolerar los medicamentos o que continúan presentando regurgitación como síntoma primario. Si los síntomas persisten a pesar del tratamiento médico, se debe realizar un examen exhaustivo antes de considerar la cirugía. El procedimiento quirúrgico para tratar la enfermedad del reflujo se denomina fundoplicatura. En este procedimiento, si existe una hernia de hiato ésta se elimina y parte del estómago se envuelve alrededor del extremo inferior del esófago para fortalecer la barrera entre el esófago y el estómago. La operación se realiza con laparoscopía, un instrumento que evita efectuar una incisión completa en el estómago. Debido a la complejidad de esta cirugía, es importante buscar un cirujano calificado que tenga experiencia en la realización de este procedimiento y que pueda analizar sus riesgos y beneficios.


Fundoplicatura De Nissen<br>

Fundoplicatura De Nissen

¿Cuándo debo consultar al médico?

Debe consultar al médico inmediatamente si tiene síntomas tales como pérdida de peso sin motivo aparente, dificultad para deglutir o sangrados internos además de acidez y/o regurgitación ácida. Los síntomas que persistan después de haber introducido cambios simples en su estilo de vida también indican que debe consultar al médico. Si utiliza habitualmente medicamentos de venta sin receta para reducir los síntomas como la acidez o la regurgitación ácida, debe consultar al médico para determinar cuál es el mejor tratamiento para usted.

RECORDATORIO IMPORTANTE: Esta información tiene como único fin proporcionar pautas generales y no ofrece una opinión médica definitiva. Es muy importante que consulte con su médico acerca de su enfermedad específica.

Francisco Poblete Otero

Francisco Poblete Otero

Cirugía General, Cirugia Bariátrica, Cirugía Laparoscópica Avanzada, Minilaparoscopía

Agendar Cita